“¿Qué harías si supieses que no puedes fallar?”

“¿Qué harías si supieses que no puedes fallar?”

Esta pregunta deberías hacértela muy a menudo.

Al menos cada vez que tengas que tomar una decisión. Y es que la respuesta que te des es lo que define tu camino. Porque el fallo no está en errar en la decisión, sino en no hacer lo que tienes que hacer por miedo a fallar.

Reflexiona cada decisión que tienes que tomar pero desde la óptica de la victoria, pensando que no puedes fallar. Así se hace mucho más sencillo decidir. Y, sobre todo, así se hace más sencillo avanzar. Avanzar hacia lo que te propongas conquistar.

Piensa que quien no arriesga no gana. Piensa que nada es fácil y que todo tiene un precio. Pero piensa cuál será el coste de no hacerlo. El coste de seguir siendo una persona dominada por el miedo.

Anuncio publicitario
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s