Desde niños nos enseñan a perder

Uno de los principales males que nos aquejan desde hace generaciones, es nuestra mentalidad, es decir, nuestra manera de pensar que determina nuestras decisiones.

Nuestros hijos, quizá por reminiscencias de nuestros progenitores, así como por la conciencia social común al devenir de nuestra sociedad, están siendo educados y preparados  para asumir el fracaso y no el éxito, con lo que se están fomentando la formación de actitudes  “perdedoras” que se desarrollaran en la edad adulta. Desde niños nos enseñan a perder.

Me explico: de pequeño quién no escucho decir a su padre, “ya verás como te caes”, “no hagas eso”, “ten cuidado…”, cuando lo que esperaríamos oír de nuestro padre, la persona que más nos aprecia del mundo, sería “caerse es una opción, levantarse una obligación…”, “si no lo intentas…”, “No tengas miedo…”.

Cuando somos adolescentes, no contentos con inculcarnos, de pequeños,  los miedos que coartaran la toma de decisiones, en la edad adulta, escuchamos frases como: “llevas la muda limpia?, por si pasa algo”, cuando lo más acertado sería preguntar: “llevas la muda limpia?, porque nunca se sabe donde puedes encontrar  a tu media naranja”.

Por lo que si queremos dotar de una actitud ganadora a la próxima generación, deberemos de formarla y educarla desde otro prisma más positivo y proactivo, que evite en la medida de lo posible conformarse, en el mejor de los casos, con menos perder.

Enseñemos a nuestros hijos a GANAR, para que tengan el ÉXITO que se merecen.

Sergio García Robles

@Sergio_Isven

http://www.grupoisven.com

http://www.sergiogarciarobles.com

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Desde niños nos enseñan a perder

  1. julio dijo:

    ¿como se amaestra a un elefante ?
    cuando son pequeños les atan una pata a una estaca y les dan palos para que intenten arrancarla. al tercer intento desisten ya que se ven incapaces de librarse de ella.
    cuando crecen, en el circo les hacen lo mismo, ellos recuerdan que no podrán escapar aunque la estaca la arrancarian de un soplido. su mente sigue atada.
    algo parecido nos ocurre a los humanos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s