El pescador feliz

En un entorno paradisíaco del Caribe estaba un lugareño, con una barca de madera, pescado. Al cabo de un tiempo se acercó un yate 50 m de eslora, en el que iba un gran ejecutivo de Wall Street.

Después de un rato, éste le preguntó al lugareño:

– Que tal la pesca?

– Bien, no puedo quejarme, respondió con acento caribeño.

Mirando el cubo de los peces, el ejecutivo no pudo evitar exclamar:

– Cómo que no puedes quejarte, si llevas dos cubos llenos? y continuó,  que haces con el pescado?

– Alimento a mi familia señor, le respondió el lugareño.

– Y no has pensado en vender el excedente y con los beneficios que consigas comprar un barco más grande, y dar trabajo a más pescadores para pescar más, y tener más beneficios.  Y así algún día podrás ser como yo y tener tiempo libre para poder pescar en estas aguas paradisíacas.

– Señor, eso yo ya lo hago, de respondió el lugareño con una sonrisa en la boca.

Moraleja: “A veces no hace falta dar tanto rodeo para conseguir lo que uno quiere. Muchas veces lo tenemos mucho más cerca de lo que creemos.”

Porque si de verdad, lo que quieres es ser feliz, posiblemente, antes de hacer nada, deberías buscar que es lo que te hace feliz.

@Sergio_Isven

http://www.grupoisven.com

Minientrada | Esta entrada fue publicada en Estrategia empresarial y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El pescador feliz

  1. Merchy dijo:

    Gran verdad, Sergio … a menudo olvidamos lo principal. Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s